TERAPIA INFANTIL

En el Olivo nos hacemos eco del proverbio africano “Para criar a un/a niño/a hace falta una tribu”

El malestar en el niño/a se expresa de diferente manera que en la población adulta, por ello necesitan un espacio y un trabajo específico con sus dificultades. Las sensaciones somáticas (dolores de tripa, dolores de cabeza, ganas de pegar, morder, romper, huir, rituales), las emociones (ansiedad, miedo, ataques de ira, dolor) y los pensamientos (rumiativos, obsesivos) nos cuentan la historia del niño/a de formas diferentes a las que las hace el adolescente o el/la adulto/a. 

A menudo nos encontramos con el control de los demás mediante conductas de enfado. Estas conductas de control aportan una frágil sensación de seguridad en el niño/a cuando la experiencia del apego y las relaciones con los demás es aterradora. Estas dificultades también pueden extenderse más allá del hogar, afectando a las amistades, la escuela y las actividades de ocio.

Todo lo anterior, junto con la dificultad de algunos niños de recibir afecto, termina bloqueando el sistemas de cuidados de los padres, y los cuidadores, acaban gestionando las actividades de cuidado pero despojados del afecto que despierta cuidar un niño/a. Los/as hijos/as traen una demanda que a menudo excede las capacidades de los/as cuidadores. Por eso, lo primero pasa por restar sentido de culpabilidad a los progenitores/tutores. 

Los síntomas del/la niño/a se entienden como síntomas de estados desregulados del sistema nervioso (Dogma de Synergetic Play Therapy). 

Estados de hiperactivación (moverse, ponerse en peligro, pegar, correr, esconderse) y estados de hipoactivación (niños apagados, cansados, inhibidos, desanimados, letargo, aplanamiento, falta de motivación) que a menudo el niño trata de regular de maneras disfuncionales (morderse, darse golpes, masturbación compulsiva, tirarse del pelo, rituales obsesivos). Esos estados neurofisiológicos pueden regularse mediante terapia de familia, la terapia de la díada, del juego, EMDR , la disciplina positiva y las diferentes técnicas de terapia infantil. 

 

Psicoterapeutas de infantil: Carmen Benítez y Carlos Periñán

 

Edades: de 1 a 12 años. El trabajo terapéutico será a veces con los cuidadores, el niño y/o de manera conjunta dependiendo de la dificultad y la edad del niño.